Quince años

Cultura Legal

Hace quince años recibí mi patente como notario público. Fue el 13 de abril de 2007, para ser más exactos.

De entonces a la fecha, he caminado una ruta llena de desafíos y de satisfacciones. Lo he hecho acompañado de un gran equipo; pero éste, con el que actualmente transito mi vida profesional, sin duda es el mejor.

El mundo en general no ha cambiado mucho en estos años.

Hay personajes que siguen vigentes, quizá ahora más que nunca.

En 2007, Putin volvía a ganar una nueva elección como presidente de Rusia. Había tenido que dejar pasar un par de períodos porque en aquel entonces no podía reelegirse más que una ocasión. En estos 15 años, la constitución fue modificada (a instancias de él mismo) y ahí sigue en su cargo, tomando las decisiones más relevantes de su vida y posiblemente del mundo.

Otro que perdura en el ambiente es Daniel Ortega. Justo ese año inició su período de presidente de Nicaragua, del que no se ha despegado hasta el día de hoy. Deben necesitarlo mucho en su país.

A Chávez, de Venezuela, el pueblo de su país, le dio la espalda en el referéndum del 2007. Allá no pasó la reforma constitucional que él puso a consulta popular, en la que pretendía reelegirse de manera permanente. Ese mismo año, estatizó la industria eléctrica, lo que ha generado que la cobertura del 97% que mantenía Venezuela en 1998, la más potente de América Latina, hoy en día sea de las peores. Su legado en Nicolás Maduro, es evidente.

En México, la sucesión de Fox a Felipe Calderón aun daba de qué hablar n 2007. Andrés Manuel mantenía sus protestas callejeras ante el “fraude electoral” del que culpaba al IFE y a la “mafia del poder”. A cambio, Calderón iniciaba la guerra contra el narcotráfico, logrando en ese año, incautaciones históricas de droga, pero propalándose una violencia de la que aun ahora no podemos salir, ni siquiera ver la luz al final del túnel. Todo igual.

En Estados Unidos también se cocían habas. El 2007 se manchó con la masacre del Politécnico de Virgina, atentado que no tenía comparación con los que conocíamos del mundo islámico como en Irak, en donde los coches bomba de Al-Qaida eran cosa de todos los días. Sin embargo, la cobertura que se daba a lo ocurrido en Estados Unidos era infinitamente mayor, como si las vidas humanas pudieran tener valores distintos. Sin novedad.

Líderes de las democracias occidentales como Jacques Chirac y Tony Blair, se retiraron de la vida pública hace quince años. En su lugar llegaron otros como Sarkozy, que han tenido otro tipo de publicidad en sus mandatos, bastante más mundana y visceral.

Hace quince años el mundo estaba convulso, sigue igual. Ahora además, lidiando con una pandemia centenaria y con una guerra que alimenta la incertidumbre.

Siguen los líderes eternos, siguen las propuestas económicamente inviables siendo sostenidas por posturas populistas, seguimos asombrándonos de la incompetencia de muchos políticos para administrar la cosa pública, pero con niveles de popularidad insospechados.

En 2007 yo emprendí una carrera que me hace reflexionar a diario, que me permite estar cerca de mi comunidad.

En estos 15 años, mis compañeros y yo, hemos intentado cambiarle el rostro al mundo, con pequeñas acciones locales que se conviertan en tendencia globales, con proyectos y políticas socialmente responsables instituidas formalmente. En este recorrido, nos hemos aliado con otras empresas que tienen esa misma visión, con organizaciones de la sociedad civil que buscan el beneficio colectivo, con personas del sector académico y social que enriquecen la vida comunitaria.

En estos 15 años, también, hemos logrado aportar una gran cantidad de experiencia y capacidad a la protección del patrimonio de nuestros clientes. De entonces a la fecha, hemos escriturado más de 16 mil actos jurídicos, el 60% de ellos son de adquisición de una casa con crédito infonavit o bancario. Nos sentimos muy orgullosos de ello, porque logramos que, con nuestra aportación social, esas familias construyan su patrimonio.

Hoy, estamos enfocados en que esos clientes que nos han ofrecido su confianza y en general toda la comunidad, puedan proteger ese patrimonio, ese que con tanto esfuerzo construyen a diario.

Por eso en estos quince años, hemos enfocado nuestra visión a difundir la cultura legal, para que más personas tengan acceso a la seguridad jurídica que les brindan los instrumentos legales, para que las familias estén tranquilas, al menos en ese rubro. Para que los procesos legales que tenemos que atravesar en nuestra vida o a nuestra muerte, se lleven lo más sereno posible. Para que el fragor y la incertidumbre del exterior, no perturbe nuestro crecimiento humano y social.

Hoy voy con mucho pundonor al lado de grandes compañeros, transitando esta senda que es la vida, asombrándome a diario con lo que veo e intentando cultivar la paciencia y la compasión. 

¡Qué sean 15 por 15 más!

Leopoldo Lara Puente

leopoldolara.wordpress.com

llara@notaria188.com.mx

FB: Esta Boca es Mía

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: